miércoles, 28 de septiembre de 2016

Persevera y triúnfaras

Claudia siempre soñó con ser artista, desde pequeña tenía ese anhelo en lo más profundo del corazón. Cuando era chica solía hacer retratos y todo lo que quisiera, pero cuando creció la vida la llevo por otro camino, y eligió ser abogada solo para solventar su vida y tener un trabajo más estable.
Ella que pasaba horas disfrutando con cada trazo, ahora desperdiciaba sus días en una oficina.Pero el destino barajo sus cartas,y la despidieron sin muchas explicaciones
Desesperada porque no sabía hacer otra cosa, empezó a pensar en lo que realmente amaba: era el momento de arriesgarse a ser feliz, sin que a los demás les importe.
Entonces tomo sus acuarelas y marcos que tenía sin usar y empezó a desplegar su imaginación, y sus dedos comenzaron a trazar figuras, nunca había olvidado como pintar.
Feliz con su creación y a modo de terapia mostro su arte a varios amigos y todos la alentaron a que continuara con su sueño, luego de vender algunas obras, aplico su arte en diferentes formatos y técnicas.
A modo de esfuerzos y sacrificios, comenzó a darse a conocer, paso a paso, ya no importaba cuan famosa podía ser, sino el trayecto, la meta era una excusa, superarse, crecer y aprender día a día era lo que importaba.
Debajo de cada pintura siempre dejaba una frase: El que persevera triunfa. Nunca dejes de luchar por tus sueños. Melisa Holmgren

No hay comentarios: