lunes, 15 de agosto de 2016

sanar para florecer


En ciertos momentos, me siento frágil,incapaz de soportar las inclemencias del destino.No es que no lo haya elegido, es que entre el deseo de lo que quiero y mis propósitos, lo que mi alma necesita... siento un abismo. Reflejo lo que soy, lo que he aprendido de vidas anteriores, de todo lo que leo y escucho. Trato de llenarme de música, de amor, cada vez que siento la penumbra en mis hombros. Somos frágiles, si frágiles como jarrones de porcelana, prontos a romperse, si no nos cuidamos, nos tratamos con clemencia, con amor, con perdón, con misericordia. Porque si nos sacamos la tristeza, la dureza con nosotros mismos y tomamos lo mejor de cada día, de cada situación, de cada aprendizaje, por mas fea que sea, sabremos como sobrellevar las próximas tormentas. Ya no sera tan fácil dañarnos, y asi, si el tiempo lo quiere y aprendimos... floreceremos.Es nuestro proceso de sanación!. El alma se libera, nosotros nos liberamos... soltamos las cadenas.. somos libres!

No hay comentarios: