lunes, 6 de julio de 2009

Thales y las aceitunas!



Cuenta Aristóteles, y dice que Thales usaba sus habilidades para deducir, que la cosecha de aceitunas, de la siguiente temporada sería muy buena. Entonces compraba todas las prensas de aceitunas, con lo cual podía hacer fortunas, cuando la abundante cosecha llegaba.
Platón cuenta la otra anécdota: una noche Thales estaba observando el cielo y tropezó. Una sirviente lo levantó y Le dijo: "cómo pretendes entender lo que pasa en el cielo, si no puedes ver lo que está a tus pies".

No hay comentarios: